9/29/2009

UN DÍA COMO HOY: Martes 29 de Setiembre de 1885

Por la mañana. 37º (100 p.). Le encontramos levantado, no obstante las reflexiones que días anteriores le habíamos hecho. Nos manifestó que solo había podido dormir escasamente cuatro horas, habiéndole molestado los dolores y calambres mucho menos que en días anteriores, pues estos iban desapareciendo insensiblemente; sentía sí, un poco de náuseas y una anorexia completa.

Dos deposiciones son las que ha tenido durante el día, permaneciendo por lo demás, en el mismo estado que el día anterior.

Noche. 37.2º (106 p.). Son las dos de la mañana y aún no puede dormir tranquilo, despierta agitado á cada instante, revuélvese en su cama, mudando con frecuencia de posición; acomoda sus frazadas que con sus movimientos desarregla, hace apagar y encender la luz alternativamente y murmura palabras que no alcanzamos a distinguir; en fin, después de tanta agitación, logra dormir de diez a quince minutos para volver muy pronto a su intranquilidad.

En su tratamiento, la soda fue remplazada por el jarabe de yoduro de fierro a la dosis de una cucharada en el almuerzo y otra en la cena. Además se agregó Vino de Peptona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada